1) La finalización del nuevo sistema de tratamiento de aguas residuales (EDAR) no se completará hasta dentro de varios años, por lo que podría producirse un retraso adicional hasta que todos los pueblos estén conectados a él.

(2) Algunos de los pueblos más pequeños o remotos no estarán conectados al EDAR, por lo que se mantiene el riesgo de que las aguas residuales generadas en estas zonas acaben llegando al mar.

(3) El nuevo EDAR no será eficiente al 100%, y seguirá vertiendo líquido residual al mar.

(4) El método de análisis actual, aunque se ampliara a una muestra diaria, sólo reflejaría el nivel de e-coli en el momento exacto de la prueba. No tendría en cuenta las variaciones a lo largo de ese día, causadas por las mareas, las condiciones meteorológicas o el aumento de los vertidos a diferentes horas del día o de la noche.

(5) Una vez establecido, el sistema Proteus podría ahorrar el gasto público, reduciendo la frecuencia de las actuales muestras homologadas a una vez por semana, y para reconfirmar los datos en caso de que el sistema Proteus señalara un nivel potencialmente peligroso.

(6) La actual administración municipal (2018 – 2023) ha demostrado que no se puede confiar en ella en relación con la transparencia sobre el actual sistema de análisis. Ha dejado de publicar los resultados, y cuando se cierra una playa por «sospecha de contaminación», niega al público el acceso a los informes técnicos correspondientes. La Asociación Salvar La Tejita ha denunciado a la administración ante del Consejo de Transparencia por negar el acceso a esta información. Y el concejal responsable de esta tarea está actualmente imputado por negligencia. El sistema Proteus garantizará que el público tenga acceso a los datos sobre la calidad del agua 24 horas al día, 7 días a la semana.

(7) El sistema Proteus también hará un seguimiento de todos los niveles de e-coli, de modo que la empresa pública responsable del tratamiento de las aguas residuales pueda ser monitorizada, y además pueda ser informada a tiempo en caso de cualquier anomalía. Esto evitará muchos casos de contaminación porque la empresa tendrá tiempo de corregir el fallo antes de que la contaminación alcance un nivel peligroso.

(8) El municipio se beneficiaría de un aumento del turismo de calidad. Los visitantes tendrían la seguridad de que el mar no está contaminado antes de entrar en él.

(9) El sistema Proteus también puede controlar la altura y frecuencia de las olas, la temperatura del agua, la salinidad, la turbidez, etc. Todos estos parámetros pueden transmitirse al público a través de APP o páginas web, o pantallas de información locales.

(10) El despliegue de Proteus situaría al municipio como pionero en España en relación con el uso de la tecnología para garantizar el control de la calidad del agua, la transparencia y la seguridad.